Con más de 20 años en el mercado Pacific Forest es uno de los líderes nacionales en la exportación de maderas, enviado actualmente numerosos contenedores principalmente de pino, a diversos mercados internacionales.

Si bien la exportación de maderas en bruto es el core business de la empresa, también han comenzado a incursionar en otras áreas como la comercializan tableros OSB, tableros para moldaje de hormigón, entre otros productos similares para la construcción y hace aproximadamente dos años fundaron una nueva unidad de negocios enfocada en el mercado nacional que ha tenido éxito de manera explosiva.

Esta área está a cargo del Gerente de Desarrollo de Pacific Forest, Misael Burgos, y tiene por objetivo diversificar y aprovechar las conexiones con proveedores y contactos en el mercado de la madera, para importar ciertas especies con mayor valor comercial y venderlas en el mercado nacional al por menor. La unidad comercializa fundamentalmente productos terminados como decks para terrazas, revestimientos, pisos, cielos y machimbrados, además de madera en bruto principalmente para pequeños mueblistas y oficinas de arquitectos.

“Nos enfocamos en tres segmentos de mercado, primero personas naturales que quieren arreglar su casa, hacer un quincho o una terraza, tenemos maderas que son ideales para exteriores y muchas opciones para interiorismo. También trabajamos con arquitectos y constructoras, pero no necesariamente las grandes empresas, sino que fundamentalmente profesionales más especializados, de nicho, cuyos clientes están dispuestos a desembolsar un poco más de presupuesto en productos de un mayor valor comercial. Y el tercer segmento son los mueblistas. Las especies que importamos son fundamentalmente maderas duras, exóticas, tropicales que, por ejemplo, tienen mayor resistencia al exterior, tienen vetas diferentes y eso es muy valorado entre quienes conocen de madera”, apunta Misael.


La oferta es varada en especies, pero intentan potenciar algunas que no se encuentran en el mercado nacional de manera frecuente como la Teca, una madera resinosa y densa que traen fundamentalmente de Ecuador, Colombia y Venezuela y que es ideal para exterior. En la misma línea de maderas duras también tiene Curupau, Garapa o cedro amargo, entre otras.

“Muchas de estas maderas las importamos en bruto pero hemos desarrollado transformaciones para obtener productos terminados y así no sólo diversificar las ventas sino que llegar a clientes que no tenían opciones”, explica Burgos.

En este sentido nos comenta que la principal diferencia de esta unidad de Pacific Forest con su competencia es que realizan ventas al por menor y no tienen requisitos de cantidades mínimas.

“Repartimos a domicilio a todo Chile, en el mercado nacional hay tres o cuatro competidores que importan también maderas duras o exóticas, pero es difícil que ellos acepten un pedido de un par de metros cuadrados. Mi apuesta como gerente de desarrollo era precisamente apuntar a esos clientes, aquellos que quieren comprar pequeñas cantidades y que no estaban siendo abarcados por ninguno de ‘los grandes’. De a poco nos hemos ido metiendo en el mercado con una estrategia de posicionamiento bien importante en término de redes sociales, servicio al cliente y comunicaciones y siempre destacando por la calidad de nuestros productos y la postventa”, destaca el ingeniero.

PROYECCIONES

Actualmente realizan repartos propios desde Valparaíso a Chiloé y en el norte y la Patagonia trabajan con diversas agencias de transporte de carga, pero la meta es la expansión y poder abarcar logísticamente mayor territorio en el corto plazo.

“Nosotros actualmente tenemos nuestra bodega en Arauco, abrimos un punto de venta en Distrito Design en Pedro de Valdivia, Concepción, y estamos con una pequeña bodega en Santiago pero la idea es poder abrir pronto un punto de venta en la capital donde podamos exponer y tener un showroom, donde los clientes puedan ver las aplicaciones y comprar ahí mismo. La idea es escalar y llegar a tener un alcance mucho mayor en términos de logística. Apostamos al servicio, la estrategia es insertarnos en la cadena de valor del cliente y poder entregar soluciones que la mayoría de las personas desconoce, nuestro enfoque va más allá de simplemente ofrecer un producto, sino que entregamos asesoría, si bien no instalamos ni vendemos productos adicionales si recomendamos ciertos aceites, por ejemplo, o ciertos sistemas de instalación o entregamos tips para el cuidado y mantención de la madera, entonces es mucho que más que vendo y me olvido, nos preocupamos mucho de la postventa también y de asesorar al cliente para que pueda tener claro los pros y contras de cada madera, hay cosas que la gente idealiza por ejemplo y estamos ahí también para aterrizar las expectativas”, concluye Misael.

En definitiva Pacific Forest, con su unidad de mercado nacional, busca ser un especie de tienda boutique de madera, para gente que conoce y valora las cualidades de este noble material y está dispuesto a invertir en un elemento constructivo que marque la diferencia tanto en términos de estética como, fundamentalmente, de resistencia y calidad.

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *