Mostrar a través del color el sentir humano y lo que vive dentro de su propia mente es la apuesta del artista visual Arturo Salgado, quien con trazos ágiles y ligeros plasma obras que destacan por la armonía y el equilibrio dentro del código abstracto.

De profesión ingeniero comercial y diseñador gráfico sus primeras aproximaciones al arte fueron en la infancia cuando retrataba en papel a sus hermanas, tías y a sus papás en un bloc que aún está entre las pertenencias y recuerdos de su casa familiar. Durante sus estudios de diseño retomó esta veta y comenzó a incursionar con acuarelas y otras técnicas de dibujo que hicieron crecer su amor por el arte, pero finalmente hace alrededor de 6 años retomó con fuerza la pintura y descubrió el acrílico, técnica que hoy lo define como artista.

Actualmente trabaja como product manager en una importante empresa y por lo que en realidad pinta durante las oscuras noches y escasos momentos libres buscando un escape de una realidad que a veces absorbe.

«Trato de pintar lo que más puedo en mis ratos libres porque es algo que me saca del Excel de los días de semana y me desconecta totalmente. Eso es parte también de lo que ha hecho crecer mi amor por el arte», revela entre risas el pintor.

Con respecto a su estilo es inminentemente abstracto donde las curvas suelen ser protagonistas en medio de un mar de colores regularmente intensos.

«Me gusta eso de poder hacer distintas cosas, hoy en día me defino como abstracto pero con técnicas bien variadas, voy investigando y descubriendo distintos materiales o sustratos y me gusta ir probando, me gustó el arte abstracto y me quedé ahí porque siento que es mucho más representativo y puede demostrar lo que realmente estoy sintiendo en el momento, algún sentimiento, una emoción o cuando hago algún trabajo a pedido creo que lo puedo representar de mejor manera. Generalmente pido que me den más información de lo que quieren representar o de por qué les gusta mi trabajo y me voy haciendo una idea, por ejemplo un cliente me dijo que le gustaba cierto artista y escuchando las canciones me dejé llevar por el acrílico, por los colores, ocupo distintos médiums igual que me van dando esa fluidez para ir representando las ideas en la tela», explica Arturo.

Uno de sus sellos tiene que ver también con el misterio, con lo desconocido, con la reinterpretación, cosa que hace patente en sus obras a través de una iconografía bastante particular que le ha dado una particular identidad a su compendio de obras.

«Algo que identifica mis obras son unos tipos de textos, que son como simulados, que no dicen nada textual, tampoco es ningún tipo de idioma ni firma y creo que cuando alguien ve ese tipo de líneas que son los detalles finales que generalmente hago con lápiz de acrílico, han identificado que son míos. Eso nació en una obra a pedido que hice, de una chica que quería recordar a su madre que había fallecido y quiso dejar un poquito de texto  que la hiciera recordar al tratar de leer. Cuando termino una obra y hago este tipo de texto significan algo para mí pero para otra persona significa algo completamente distinto y ese misterio y la capacidad de la obra para ser reinterpretada, creo que eso me identifica hoy en día», comenta el ingeniero.

Con la idea de representar la energía y potencia de los colores para llenar espacios con alegría y sentimientos este creador trabaja por lo general con tonos intensos y fuertes que son la demostración del instante mismo en que está desarrollando sus obras y eso es algo que lo ha llevado a tener reconocimientos y éxitos en su camino como artista.

De Chile Para el Mundo

Arturo retomó con fuerza el tema de la pintura durante la pandemia, cuando, como muchos otros, buscó una vía de escape en medio del encierro y las restricciones.

«Yo venía pintando hace mucho tiempo pero nunca mostré el trabajo en redes sociales ni nada, siempre era a los familiares, pero en ese período empecé a subir fotos de lo que estaba haciendo y a la gente le gustó, les llamó la atención, así me empezaron a invitar, a través del Instagram, a algunas pocas exposiciones. La primera fue una en Milano y tuve que enviar las obras en formato digital para que fueran expuestas en pantallas, después descubrí Southtrip art Gallery y así pude exhibir mis obras en Nueva York, una experiencia fantástica. Nunca me imaginé exponer mis obras en el exterior, para nada, y creo que me ha ido bien porque sigo pintando por gusto, por pasión, porque me entretiene, me llena, me saca de mi día a día, porque aún no lo veo como un negocio y eso me da libertad para expresar lo que realmente siento en la tela. El que alguien tenga un trabajo mío en su hogar es una sensación inexplicable», resume Arturo.

Con la intención de internacionalizar su trabajo Salgado titula sus obras y series en inglés y su sitio web también es bilingüe, algo que lo ha llevado también a lograr notoriedad en otras latitudes e incluso vender alguna obra fuera de los límites de nuestro país.

» No sé dónde va a llegar este camino para mí, ha sido una experiencia muy entretenida, yo disfruto mucho creando, ha sido una vida de escape muy importante, el representar algo sobre un papel o sobre una tela es una experiencia que no tiene comparación. Agradezco la confianza y cariño de quienes ha elegido y disfrutado de mis trabajos tanto en Chile como en el extranjero, a mi señora que es la principal crítica de mi arte y me ayuda con embalaje y envíos, además a mi familia que me animan a que continue y a quienes me han permitido y alentado a seguir en este sendero y sólo resta esperar a ver que me depara esta rúa para el día de mañana e», concluye con emoción Arturo Salgado, el hombre de los misteriosos textos y los colores que invitan a vivir con pasión, alegría y sintiendo a concho cada emoción,

Algunas de sus más queridas colecciones son las que conoceremos en esta edición de Rúa Salón.

Serie Fun

Colores vivos y alegres marcan esta obra donde las curvas toman el protagonismo y en las que el artista dejó fluir el pincel y su imaginación bajo la consigna de diversión. La obra Love fue creada un 14 de febrero, por eso el nombre, y sus  colores tienen mucha pasión e intensidad, representando el amor en un amplio espectro. Today es una obra intensa, con las mismas curvas, también muy abstracto y con contrastes fuertes. Finalmente Sweet, como lo indica su título es un poco más dulce, con tonos más suaves, contrastes discretos.

“La idea era representar la alegría y diversión que me provoca el pintar y esta serie aún está disponible” comenta el artista.

Serie Interestellar

Una serie inspirada en lo desconocido que nos resulta a los seres humanos todo lo que tiene relación con el universo y las estrellas.

“Me gusta mucho el tema de lo desconocido, de lo espacial y también la película Interestelar (2014) y de ese contenido me llama la atención precisamente  lo abstracto porque es algo que no podemos ver, solo a través de películas, fotografías o canciones, pero es algo inimaginable, y eso lo tomé para hacer estas obras”, asegura Arturo

Los colores son muy significativos, bien contrastados por azules, celestes, las estrellas con tonos fucsias, rojizos, y al final algunos toque de blanco y amarillo. Todo esto da a la obra la sensación de misterio y luminosidad.

Serie Fluid Session

Dos obras, en las que Salgado se lanzó a descubrir una nueva técnica: la brocha.

“Encontré que es una técnica fluida, rápida y por eso el nombre. Primero realicé varias piezas en papel texturado de formato pequeño (20×20) y luego estas en un formato más grande y la serie representa los cambios en la vida personal que he tenido en el último tiempo, que es un camino de muchas curvas y contrastes. Cambios drásticos y rápidos, como los que está viviendo mucha gente en este momento, son lo que quise plasmar en estas obras”

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *