En el año 2003, el arquitecto Eduardo Delfau dio vida a TERMOSIP, una empresa dedicada a la fabricación de paneles SIP, un sistema constructivo que para ese entonces no era tan conocido en Chile.

El éxito no tardó en llegar y una vez que comenzaron a fabricarlos, pensaron en qué desarrollar con ellos para darles mayor valor agregado. Como arquitecto Eduardo quería aplicar este sistema constructivo modular y así comenzó con pequeñas construcciones básicas con módulos y con el tiempo fueron participando en distintos tipos de instalaciones y obras, avanzando en complejidad poco a poco.

Así nació Builder Pack, que ya tiene casi 20 años de trayectoria en el diseño y la ejecución de todo tipo de edificaciones modulares, desarrollando configuraciones arquitectónicas a lo largo de todo Chile.

Hoy la mano derecha de Eduardo es su hija Constanza, también arquitecta de Builder Pack, con quien enfrenta los complejos desafíos de emprender proyectos con paneles Termosip.

“Es un desafío porque uno tiene que pensar la arquitectura de manera diferente. Debemos solucionar el diseño en base al sistema constructivo y es indispensable considerar las condiciones del lugar, la ubicación, la distancia, los posibles accesos, el montaje, los tiempos, etc. Todo eso nos condiciona la arquitectura y a través de la adición de módulos logramos configuraciones arquitectónicas de acuerdo a los requerimientos del proyecto”, comenta Constanza.

“Para nosotros los desafíos tienen que ver con el acceso, con el poder llegar al terreno y poder realizar el montaje, a veces los tipos de caminos o las entradas condicionan el número o tamaño de los módulos y las faenas que vamos a ejecutar”, complementa Eduardo.

En cuanto a la materialidad en Builder Pack siguen trabajando con TermoSip,  un panel estructural compuesto por dos placas de madera (OSB) adheridas a un núcleo de EPS de alta densidad, mediante un sistema de pegado continuo en caliente HOT-MELT aplicado a alta temperatura y humedad controlada.

La aislación térmica de los paneles TERMOSIP es rígida, manteniendo sus propiedades en el tiempo y actúa como barrera de vapor. El núcleo de los paneles es de poliestireno expandido EPS de 15kg/m3, de fabricación propia. El EPS de Termosip, es reciclable y genera una huella de carbono notablemente menor a otras alternativas, además es auto- extinguible. Tanto los materiales como los procesos productivos están certificados para garantizar la durabilidad y la calidad en el tiempo.

La variedad de tableros disponible permite fabricar paneles con múltiples propiedades específicas para cada uso y de esta manera actualmente en Builder Pack ofrecen distintas soluciones según los requerimientos de los clientes y han desarrollado una amplia gama de proyectos tanto habitacionales como institucionales.

Dentro de sus proyectos emblemáticos están tres viviendas que muestran su estilo de diseño basado en la funcionalidad estructural y energética al mismo tiempo orgánica en cuanto a la estética. Los detalles los repasamos a continuación.

CASA FARELLONES

El proyecto está ubicado aproximadamente a 2000 m de altura. Aprovechando las grandes vistas, fue diseñado como refugio de invierno y verano a partir de 13 módulos más terrazas.

A esta altitud, existe una amplitud térmica de hasta 40°C entre el día y la noche. Debido a las condiciones climáticas del lugar, se puso especial énfasis en en la aislación térmica y en la estructura para soportar la acumulación de nieve. La cubierta se diseñó como un deck de madera que permite el escurrimiento del agua, producto del derretimiento de la nieve, hacia el sistema de techumbre.

“Fue un desafío bastante interesante como proyecto, una construcción que pensamos como casa de montaña, en el pueblo de Farellones, un lugar muy bonito, que se está revalorizando en los últimos años,  por la vida outdoor que se está generando arriba durante todo el año. Un matrimonio de médicos franceses nos encargó esta casa en un terreno con bastante pendiente en el que privilegiamos las vistas. Fue un reto muy importante pues tuvimos que trabajar con nieve, con un clima bastante adverso y con un acceso bien complejo y desarrollamos una arquitectura mediterránea en un clima de montaña, algo poco común y con los decks de madera superiores no sólo solucionamos el problema de la nieve, sino que generamos un espacio caminable con vistas increíbles”, apuntan los arquitectos.

La casa, de alrededor de 260m2, está hecha en dos plantas, con una planta principal en el nivel superior que contempla el dormitorio principal, living-comedor, cocina y una gran terraza cubierta. En el otro nivel tiene dos dormitorios en suite, sala de estar y una kitchenette que está pensada para dar autonomía en caso de recibir visitas.

UBICACIÓN: FARELLONES, REGIÓN METROPOLITANA, CHILE
CONSTRUCCIÓN: 262 M2
AÑO: 2018

CASA AGUAS CLARAS

Este proyecto ubicado en el exclusivo balneario de Zapallar, presentó un enorme desafío para el sistema constructivo al estar compuesto por 25 módulos arquitectónicos.

Es un diseño elaborado en conjunto con el renombrado arquitecto Gonzalo Mardones.

“Es un proyecto emblemático para nosotros. Se desarrolló en dos plantas en un terreno con pendiente y es una casa que escapa bastante del concepto de casa modular que uno tiene preconcebido. Esta es una obra que se realizó con la máximas terminaciones y con la idea de lograr un producto final que no tuviera un aspecto modular, sino más bien una casa que al verla responda a una arquitectura de borde costero, que no muestra uniones ni nada que de cuenta de que está desarrollada en varios módulos.  Tenemos una trayectoria de 20 años que nos ha dado la experiencia en todo tipo de faenas y poder trabajar arquitectura con diseño y generar espacios con carácter y personalidad. Este cliente nos planteó diversos desafíos en cuanto a vistas, asoleamiento y diseño», apuntan.

Es una casa con 4 dormitorios en suite, living comedor amplio, una gran cocina con dependencias de servicio y un gran quincho cerrado que funciona como extensión del interior y que está pensado a la vez para enfrentar los desafíos climáticos que propone el estar en el borde costero, con las variaciones de temperatura y humedad.

“Tiene una versatilidad que permite abrirse durante el día para disfrutar de la brisa y cerrarse en la noche para compartir sin sufrir con el viento y el frío. Nos preocupamos mucho de la aislación térmica en cada uno de nuestros proyectos y trabajamos los espacios intermedios como este con los mejores materiales para poder darles uso adecuadamente”, comenta Eduardo.

UBICACIÓN: ZAPALLAR, REGIÓN DE VALPARAÍSO, CHILE.
CONSTRUCCIÓN: 500 M2
AÑO: 2021

CASA TUNQUÉN

Casa en la playa con 256m2 en 11 módulos. Este proyecto personalizado contempla 4 dormitorios, 3 baños, living-comedor, cocina integrada, quincho cubierto y además 108 m2 en zócalo con bodega, lavadero y estacionamiento. Además está montada en altura para maximizar las vistas al mar.

“Fue un reto pues el lugar no cuenta con red eléctrica, ni agua potable ni alcantarillado, por lo que hicimos una casa 100% fotovoltaica y también hicimos un pozo para el agua y una planta de tratamiento de alcantarillado. Es una casa pensada como segunda vivienda pero también se pensó para utilizarla para trabajar a distancia, lo que significó también generar conexiones y espacios para poder trabajar.  La arquitectura también tiene que recoger esos nuevos usos que se les ha dado a este tipo de construcciones”, aseguran los arquitectos.

«La casa tiene un mini departamento pensado para las visitas, generando un poco de independencia y el concepto agrega el quincho contenido por los dos espacios y que genera un espacio intermedio protegido de las condiciones exteriores. La casa la elevamos con un sistema de pilotaje para obtener mejores vistas y al mismo tiempo intervenir lo menos posible el terreno. Es como si la casa flotara sobre la accidentada topografía costera”, concluyen.

UBICACIÓN: TUNQUÉN, REGIÓN DE VALPARAÍSO, CHILE
CONSTRUCCIÓN: 256 M2
AÑO: 2022

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *